Ahí estaban, brillantes y resplandecientes…

Ella las miraba, brillantes y resplandecientes. Ahí estaban, en el cuello de aquella señora, en sus manos, en sus dedos y en sus orejas…

 Le preguntó de dónde las había sacado y la señora le dijo:

– Niña, esto es algo demasiado valioso para ti,  además es muy difícil de conseguir y sólo unos pocos las pueden tener. –

 La niña se fue a casa extrañada y al llegar la noche pensó:

 – Pobre señora, no se ha dado cuenta que el cielo está lleno.- 

escaleralcielo

Anuncios

5 pensamientos en “Ahí estaban, brillantes y resplandecientes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s